Lecturas para Sexto Grado - La Fabula

En cierto lugar, hubo una vez un cuento vacío. Tenía un aspecto excelente, y una decoración impresionante, pero todas sus hojas estaban en blanco. Niños y mayores lo miraban con ilusión, pero al descubrir que no guardaba historia alguna, lo abandonaban en cualquier lugar. No muy lejos de allí, un precioso tintero seguía  lleno de tinta desde que hacía ya años su dueño lo dejara olvidado en una esquina. Tintero y cuento lamentaban su mala suerte, y en eso gastaban sus días.

Quiso el azar que una de las veces que el cuento fue abandonado, acabara junto al tintero. Ambos compartieron sus desgracias durante días y días, y así hubieran seguido años, de no haber caído a su lado una elegante pluma de cisne, que en un descuido se había soltado en pleno vuelo. Aquella era la primera vez que la  pluma se sentía sola y abandonada, y lloró profundamente, acompañada por el cuento y el tintero, que se sumaron a sus quejas con la facilidad de quien llevaba años lamentándose día tras día.



Pero al contrario que sus compañeros, la pluma se cansó enseguida de llorar, y quiso cambiar la situación. Al dejar sus quejas y secarse las lágrimas, vio claramente cómo los tres podían hacer juntos mucho más que sufrir juntos, y convenció a sus amigos para escribir una historia. El cuento puso sus mejores hojas, la tinta no se derramó ni un poco, y la pluma puso montones de ingenio y caligrafía para conseguir una preciosa historia de tres amigos que se ayudaban para mejorar sus vidas.

Un joven maestro que pasaba por allí triste y cabizbajo, pensando cómo conseguir la atención de sus alumnos, descubrió el cuento y sus amigos. Al leerlo, quedó  encantado con aquella historia, y recogiendo a los tres artistas, siguió su camino 1 a la escuela. Allí contó la historia a sus alumnos, y todos se mostraron atentos y encantados.

Desde entonces, cada noche, pluma, tintero y cuento se unían para escribir una nueva historia para el joven profesor, y se sentían orgullosos y alegres de haber sabido cambiar su suerte gracias a su esfuerzo y colaboración.

0 comentarios:

Lecturas para Sexto Grado- Cielito Lindo

CIELITO LINDO

De la sierra morena,
cielito lindo, vienen bajando
Un par de ojitos negros,

cielito lindo, de contrabando

.


¡Ay! ¡ay! ¡ay! ¡ay!, ¡canta y no llores!
Porque cantando se alegran,
cielito lindo, los corazones.

Pájaro que abandona,
Cielito lindo, su primer nido,
Si lo encuentra ocupado,
Cielito lindo, bien merecido.





¡Ay! ¡ay! ¡ay! ¡ay!, ¡canta y no llores!
Porque cantando se alegran,
cielito lindo, los corazones.

Ese lunar que tienes,
cielito lindo, junto a la boca
No se lo des a nadie, cielito lindo,
que a mí me toca.

¡Ay! ¡ay! ¡ay! ¡ay!, ¡canta y no llores!
Porque cantando se alegran,
cielito lindo, los corazones.

De tu casa a la mía,
cielito lindo, no hay más que un paso
Ahora que estamos solos,
cielito lindo, dame un abrazo

¡Ay! ¡ay! ¡ay! ¡ay!, ¡canta y no llores!
Porque cantando se alegran,
cielito lindo, los corazones.

Una flecha en el aire,
cielito lindo, lanzó cupido
Y como fue jugando,
cielito lindo, yo fui el herido

¡Ay! ¡ay! ¡ay! ¡ay!, ¡canta y no llores!
Porque cantando se alegran,

cielito lindo, los corazones.

0 comentarios:

Lecturas para Sexto Grado de Primaria- Carta a la Abuela

Querida abuela:
Tengo seis gatos, casi propios. Una gata con cinco gatitos. Todos son negros como el carbón. Ayer durante el desayuno en el jardín del hotel, les di queso y salchichón.
Esta mañana temprano ya me esperaban. Papá se ha enfadado conmigo porque también les he dado a los gatos su salchichón y su queso; pero mamá ha dicho que papá está ya muy gordo y no hace falta que coma salchichón ni queso para desayunar.


¡De verdad que papá está muy gordo! Tiene una buena barriga. En casa no me había dado cuenta. ¡Él tampoco lo había notado! Por eso metió su viejo traje de baño en la maleta, aunque con el invierno, le ha quedado muy pequeño. Así que se ha tenido que comprar otro aquí, pero de su talla sólo había un traje de baño rojo fuerte con enormes lunares amarillos.
Mamá dice que no puede mirar a papá con ese traje de baño desastroso. A mí no me molesta. Así, en la playa lo veo aunque esté muy lejos.
Muchos, muchos abrazos y besos de tu Susana

P. D. ¡Mañana viene Pablo!

0 comentarios:

Lecturas para Sexto Grado de Primaria- Blanca y el Salvaje

BLANCA Y EL SALVAJE

Blanca tenía el pelo crespo y los ojos entre verdes y amarillos. Era linda, pero extraña. Andaba siempre como distraída y casi nunca hablaba. Ni siquiera aquel día que la Abuela llevó a Blanca y a todos los muchachos a bañarse al Pozo de las Corales, allá en el monte.
Los  muchachos iban adelante preparando con  sus  cuchillos  las  horquetas  para matar las  corales que siempre aparecían  cerca  del  pozo. Las  niñas  les  seguían haciéndoles fiesta. Atrás iba Blanca oyendo los ruidos del monte: los chirridos, los quejidos, las hojas susurrando. De vez en cuando, se detenía y volteaba porque parecía que alguien la seguía. Unos ojos, una voz, una sombra entre las hojas reverberando con el sol de la mañana.
—Vamos, niña— gritaba la abuela apurándola.



Pero Blanca fue la última en llegar al pozo, la última en sacarse la ropa y la última en saltar al agua oscura y rumorosa. Y todavía allí, en medio del pozo, le parecía sentir que alguien la miraba, que alguien la llamaba desde los árboles altos.
—Es que en el monte sale el salvaje, que hechiza  a las niñas bonitas — decían las muchachas del pueblo.
Y Blanca, acurrucada en una piedra donde caía el sol, con el pelo lleno de gotitas brillantes, veía ojos de tigre y patas de venado cruzando sin ruido por entre el matorral.
En eso, un viento caliente sopló y algo se le enredó en el cabello. Se levantó asustada y de su pelo crespo cayó una flor de bucare 2. Miró hacía arriba. La alta copa del árbol, lleno de flores rojas, se mecía con el viento. Nada más...
Blanca no regresó nunca más al pozo, ni volvió a entrar al monte.
—Vamos, chica, vamos a bañarnos— le decían las muchachas.
—Vamos, niña— insistía la abuela. Pero Blanca movía nuevamente la cabeza y se quedaba sola en la casa silenciosa.
—Es que tiene miedo al salvaje — se burlaban las muchachas.

—No, no le tengo miedo — respondió Blanca un día, pero nadie la oyó.

Así, pasó el tiempo.
Por las tardes, Blanca salía al corredor. Se sentaba en la mecedora de la abuela y miraba a lo lejos, más allá del río, donde comienza el monte tupido. Y con el vaivén de la mecedora y el fresco pegándole en la cara, recordaba el claroscuro del monte, y oía otra vez los chirridos y los quejidos y los susurros. Y, si apretaba los ojos,  respiraba cortito, le parecía también que alguien muy fuerte la elevaba por los troncos, arriba hasta las ramas más finas desde donde veía el río y el pueblo y su casa, todo lejano y chiquito.
—¿Qué le pasa a esta muchacha que está como ida? — Preguntó la abuela una tarde mirando a Blanca que se mecía sonriendo.
—Nada, qué le va a pasar... son cosas de la edad— respondió la madre.
— ¿ Y no será que el Salvaje la está vajeando? Porque dicen que vajea a las muchachas igualito que una  tragavenado. Y cuando están bien bobas, las carga en su espalda greñuda y se las lleva al monte.
—Son cosas de la gente. Nadie ha visto al salvaje.
Ni ruido, ni voces, ni quejidos. Dice la gente que la abuela tenía razón. Que el Salvaje llegó silencioso, con pisadas de espuma, que se la echó a la espalda, cruzó el río caminando sobre las aguas y se metió en el monte hasta la casa en los árboles que había construido para Blanca. Que allí le da de comer frutas y semillas, que le adorna el pelo con flores y que le lame incesantemente las plantas de los pies.
Y nadie sabe si Blanca no regresa porque está débil asustada, a porque no quiere bajar del árbol embrujado del Salvaje.
Coral: serpiente venenosa común de Venezuela.
Bucare: Árbol que mide hasta 20 metros de alto y tiene flores grandes de color anaranjado.
Vajear: Atontar, hipnotizar.
Tragavenado: serpiente que alcanza poco más de tres metros de largo.


Uribe Verónica y Dearden Carmen Diana en  Cuentos de animales fantásticos para niños. 

0 comentarios:

Ejercicos de Velocidad lectora - Frente a la luna


Frente de Luna
  1               2        3   

La luna siempre ha sido muy coqueta.
  4     5        6        7   8      9         10

Le gusta mirarse en el espejo del agua. En el río ve su cara amarilla y redonda, y sonríe.
11    12      13     14 15    16    17    18   19 20  21 2  23   24     25     26    27      28     29  

Las ranas juegan con ella. ¡Plaf!
 30    31       32     33    34     35

- ¡Acerté!- grita una verde rana cayendo sobre la Luna reflejada.
      36        37      38     39    40       41         42  43   44       45 

Y    la luna se estremece dentro del agua.
46  47 48    49      50          51     52   53

De ella se cuentan muchas historias.
 54  55  56    57          58          59

En la pradera hay un caballo al que llaman Frente de Luna porque tiene  una hermosa                       60  61    62     63   64    65   66    67     68     69    70     71    72       73       74       75

mancha blanca sobre la frente.
    76         77      78    79   80

Cuando alguien le pregunta el porqué de su mancha, el responde orgulloso:
 81           82      83     84      85   86     87 88     89      90    91           92

-Una  noche de  verano muy  calurosa  había caminado tanto que sentí  una  sed  muy
    93      94   95     96      97        98          99       100       101  102  103  104  105 106   
          
grande.   En un  pequeño charco se reflejaba la Luna  y  tanta  agua bebí  que  me  bebí   la
107       108  109    110      111  112  113      114 115 116 117  118   119  120  121  122  123
Luna.
124

Desde entonces llevo esta mancha. Por  eso  me  llaman  Frente de  Luna.
125       126        127  128    129      130 131  132   133      134   135   136    
       
Nadie sabe si  es  cierto  lo   que   cuenta   el   caballo,   pero   es   tan   bonita   la   leyenda  que   dan 
 137  138  139140 141   142 143    144     145    146       147  148  149    150   151     152     153 154       
ganas de creérsela.
155    156   157


                                                                                                                                                                                                                                             Palabras leídas por minuto:______

Comprensión lectora

1. La luna se estremece dentro del...
____________________________________________________________


2. ¿Qué sintió una noche de verano muy calurosa, después de mucho caminar?
______________________________________________________________


3. La luna siempre ha sido muy...
______________________________________________________________


4. ¿En dónde le gusta mirarse la luna?
______________________________________________________________


5. Frente de Luna tiene una hermosa mancha...
_______________________________________________________________

6. ¿De qué color tiene la cara la Luna?
_____________________________________________________________

7. ¿Quiénes juegan con la Luna en el agua del río?
__________________________________________________________

8. ¿En dónde se reflejaba la Luna cuando se la bebió el caballo?
_______________________________________________________________

9. La leyenda de Frente de Luna es tan bonita que dan ganas de...        
_____________________________________________________________

10. ¿Quién sabe si es cierto lo que cuenta el caballo?
___________________________________________________________


0 comentarios:

Ejercicios de Comprension Lectora- El Ratoncito Perez

Velocidad y comprensión lectora



                                                       El ratoncito Pérez
                                                 1       2             3

Había   una   vez    una  ostra  que   estaba  muy  triste  porque   había    perdido  su    perla.
4           5      6      7     8          9      10         11       12    13          14              15       16      17

La ostra le contó su desgracia a un pulpo que se arrastraba por el fondo del mar.
18  19  20   21    22     23      24 25   26     27  28       29         30  31  32    33   34

- ¿Cómo era la perla? - Blanca, dura, pequeña, y brillante.
      35    36  37  38           39       40        41       42      43

El   pulpo   le    prometió   que   le   ayudaría y  se fue. Se lo contó a una tortuga que estaba
44     45   46      47          48   49   50         51 52  53 5455    56   57   58       59      60     61

jugando con  las olas. Ésta le dijo al pulpo que ayudaría a la ostra y se marchó a contárselo
62        63   64    65     66  67  68  69   70 71    72   73 74 75   76   77   78          79           80

a un ratón que estaba merodeando por la playa. El ratón se apellidaba Pérez.
81  82       83         84           85                 86                        87      88        89       90   91           92          93                      94
- Tiene que ser algo blanco, pequeño, duro y brillante.
95               96         97        98           99             100                 101      102          103
El  ratón  fue  a  buscar  por  ahí,  pero no encontró nada que sirviera, primero encontró un
104   105          106     107       108        109      110      111      112          113                 114     115           116            117                 118               119
Botón    que  era   blanco,  brillante  y  pequeño,  pero  no  era duro, pues lo podía roer con
120                121         122          123           124               125         126               127          128    129    130          131    132      133         134       135
facilidad  con  sus  dientecillos;  después  encontró  una piedrecita blanca, pequeña y dura,
136                  137       138          139                          140                         141           142           143                  144                  145         146          147
pero  no   era  brillante  y  finalmente  encontró  una  moneda  de  plata  blanca,   dura     y  
148         149     150      151               152         153                     154                  155            156             157        158               159              160     161
brillante, pero no era pequeña...
162                        163        164        165          166                     
El ratón se fue a su casa triste y decepcionado porque no había encontrado nada. La  casa
167      168     169   170  171 172    173        174      175           176                              177               178      179              180                                  181    182          183
del ratón estaba en un hueco de la pared de la habitación de un niño. El niño había dejado
184      185                186       187   188          189         190  191    192         193  194     195                       196   197    198         199     200            201                 202
un diente que se le había caído encima de su mesita de noche; el ratón lo vio, se acercó y
203      204           205     206   207     208           209             210           211  212     213              214            215        216    217     218     219    220    221           222
comprobó que era blanco, pequeño, duro   y  brillante.
223                       224    225         226               227                228        229      230
Así   que cogió  el  diente  de  leche  y  a   cambio  le dejó al niño la moneda de plata. Luego
231     232       233         234        235        236      237     238  239      240           241   242    243    244   245      246            247     248               249
 volvió  corriendo a la  playa y  le dio el diente a la tortuga. La tortuga al pulpo, y el pulpo a
250                     251          252  253     254   255  256  257  258   259       160  261    262         263       264           265    266      267  268  269     270
la  ostra, que se puso contentísima, pues aquel diente de leche era del mismo tamaño que
271    272       273     274        275            276                       277           278      279           280      281    282      283       284            285                286
La  perla que había perdido. Así que lo puso en el sitio de la perla, lo recubrió con un poco
287     288       289         290        291              292     293   294    295    296   297    298   299  300    301     302         303          304    305         306
de nácar, y nadie podía notar la diferencia.
307       308      309      310    311           312      313                314
Por eso, desde entonces, cuando a un niño se le cae un diente de leche, lo pone debajo de
315     316          317             318                      319     320  321  322   323  324   325    326         327     328   329       330  331             332         333
la  almohada  y  por  la noche  el  ratoncito Pérez  se  lo  lleva y  le deja a cambio un regalo,
234     335                 336  337     338       339     340       341                342          343  344    345     346   347   348  349    350           351           352
aunque no siempre es una moneda de plata.
353              354          355        356    357          358          359        360
Luego el ratón lleva el diente  a  la  playa  y  se  lo da a una tortuga que se lo da a un pulpo,
361         362    363        364     365       366      367  368   369       370  371  372  373  374  375     376            377    378  379 380 381  382     383
para que   se   lo   lleve  a  una  ostra que ha perdido su perla.
284         385      386   387    388       389    390         391      392   393      394             395        396 


Palaras leídas por minuto________   



Comprensión lectora:

1. ¿Quién dejó el diente encima de su mesita de noche?      
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


2. ¿Quién le contó al ratón el problema que tenía la ostra en su perla?           
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


3. La moneda de plata se distinguía de la perla, en que no era...        
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


4. ¿En dónde estaba la casa del ratón?         
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


5. ¿A quién le da la tortuga los dientes de leche que se le caen a los niños?           
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


6. ¿Qué encontró el ratón en la playa que no era duro?        
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


7. ¿Quién jugaba con las olas?             
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


8. ¿El ratoncito Pérez siempre deja una moneda de plata como regalo?        
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

9. ¿Con qué recubre el diente la ostra?         
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

10. ¿Por dónde se arrastraba el pulpo?         
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________Final del formulario


0 comentarios:

Ejercicios de Velocidad y Comprension Lectora - El honrado Leñador



VELOCIDAD Y COMPRENSIÓN LECTORA




El honrado leñador
1                 2                    3

Había una vez un pobre leñador que regresaba a su casa después de una jornada de duro trabajo.
4                     5        6       7      8                      9                10            11                   12  13       14              15           16      17             18           19     20                           21
Al cruzar un puentecillo sobre el  río, se le cayó el hacha al agua. Entonces empezó a  la mentarse
22    23              24                 25                   26         27   28       29  30       31      32         33        34       35                  36                         37       38  39                        40
tristemente: ¿Cómo me ganaré el sustento ahora que no tengo hacha?
41                                   42         43         44       45         46               47        48      49        50            51                    52                                          
Al instante ¡oh, maravilla! Una bella ninfa aparecía sobre las aguas y dijo al leñador:
53                               54           55                     56          57            58        59                      60          61        62          63    64     65              66
Espera, buen hombre: traeré tu hacha.

0 comentarios:

Lista de Cotejo para Escuela Primaria


Recomendable para todo docente y educador que desee llevar un orden establecido de todos los aspectos evaluativos del niño así como los expedientes de avances significativos de las áreas curriculares que el alumno lleva en el curso del ciclo escolar.

0 comentarios: